Cuidado con las malas artes utilizadas por los comerciales que llaman a tu puerta

Relato de un usuario:
El otro día llamaron a la puerta de mi casa un par de personas que, aunque en principio no se identificaron, me dieron a entender que eran trabajadores de Iberdrola según el argumentario que iban soltando.

Deduje que se trataba de dos comerciales de Iberdrola, posiblemente de Iberdrola Generación SAU, pues nada más abrir la puerta un de ellos me saluda y a continuación me pregunta si he notado un aumento en la factura de la luz en el último mes.

La pregunta que a continuación me hago es;
¿Por qué razón Iberdrola va a mandar a mi domicilio a dos personas para ofrecerme una mejoría en mi contrato o devolverme unos importes indebidamente facturados?
Esto no tenía sentido, por lo que al instante me percaté que estas dos personas eran comerciales que posiblemente venían a ofrecerme un cambio de mi actual contrato con “Iberdrola Comercialización de Último Recurso SAU” por otro contrato “Iberdrola Generación SAU”.

La mala arte del comercial utiliza en este caso es tratar de empatizar rapidamente con el cliente al preguntar con extrañeza si ha notado que la factura de luz es demasiado elevada.
Es decir, no llaman a tu puerta identificandose como comerciales que te van a ofrecer un determinado producto, sino que se quieren dar la impresión de que han detectado que tus facturas son demasiado elevadas y están ahí para hacerte el favor de tu vida.

Recuerda que si Iberdrola comete un error al facturar -posible pero  improbable- nunca enviará a un trabajador a tu domicilio para hacértelo saber, y por otro lado tampoco tiene Iberdrola un equipo que audite los consumos del cliente para que hacerle saber que su consumo es muy elevado y debería tomar medidas al respecto.

Evitar el cambio […]

Gobiernos en contra de la autosuficiencia del individuo

Hablamos de la forma de hacer política de muchos Gobiernos que impiden la autosuficiencia de las personas para tener fuentes de abastecimiento propias, como luz, agua e incluso un hogar.

En esta ocasión vamos a hablar de las restricciones que existen actualmente en España para el autoabastecimiento de energía sin tener que pasar de forma obligada por una compañía eléctrica.
Si una persona decide instalar placas solares en el tejado de su vivienda, ya sea en la ciudad o en campo, debe saber que la cosa no pinta tan fácil como comprar las placas, instalarlas y darles el correspondiente mantenimiento.
Por supuesto que estamos hablando de utilizar la energía almacenada por las placas solares única y exclusivamente para uso personal, no para comercializarla y revenderla a terceros, pero en cualquier caso, al Gobierno de turno esto le da lo mismo.

En realidad es legal instalar placas solares para uso personal, el problema está en los costes por las elevadas tasas que se han creado para precisamente desalentar al ciudadano para que no utilice la energía solar, que como todos sabemos la luz del Sol es gratuíta.

De lo que se trata al final es de pasar por caja, ser un buen ciudadano que tiene su hipoteca y paga sus facturas puntualmente.

Pensamos que la alternativa al contrato con la eléctrica -el autoabastecimiento- no debe estar reñida con esta última, de hecho pueden convivir ambos sistemas a la vez y pueden llegar a complementarse.
Un ciudadano que opta por generar su propia energía no tiene porque rechazar de plano a la eléctrica convencional, simplemente puede considerar que otra alternativa puede llegar a favorecerle en un momento de su vida, y por eso es que da el paso.

Lamentablemente es España todavía deberán pasar décadas antes […]

Requisitos para el bono social de Iberdrola

Mucha gente desconoce de la existencia de los bonos sociales que ofrecen las compañías eléctricas -por reglamento de Ley 24/2013, en su artículo 45- como es el caso de Iberdrola.

El ser beneficiario de una bono social significa beneficiarse de un descuento nada despreciable en la factura de la luz.
Si hablamos de un consumo bimensual de 90 euros, con la aplicación del bono social el precio final a pagar podrían ser de unos 80 euros, por tanto hablamos de una gran ventaja para aquellas personas con pocos recursos u otras circunstancias que pueden ser las siguientes:

– Personas que tienen contratada una potencia inferior a 3Kw
– Pensionistas con ingresos mínimos
– Familias numerosas, según lo establecido en la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas.
– Personas en situación de desempleo. Es decir, ningún componente de la unidad familiar está cotizando en la TGSS.

Si crees que estás incluido en cualquier de estos cuatro baremos, y cumples con los requisitos que se indican en el apartado bono social de Iberdrola, puede proceder a iniciar tu solicitud para que, después de aceptarla, comiencen a aplicarla en tu próxima factura.

Solicitud de baja del bono social
El perceptor del bono social de Iberdrola estará obligado a notificar cualquier cambio que condicione la situación por la que le fue otorgada la subvención, de modo que dispondrá de 30 días para comunicar, por diversas vías disponibles, que su situación ha cambiado y por tanto renuncia al bono social.

Existen cuatro canales para solicitar la baja del bono social:

– Por medio carta a la dirección postal de Iberdrola (Consultarla en enlace)
– Por medio de escrito a la dirección de correo electrónico de Iberdrola (Consultar en enlace)
– Al número de faz (Consultar enlace)
– En los […]