Contratar solo Internet es posible

Las grandes compañías -Vodafone, Orange, Ono,…- que ofrecen sus servicios generalmente lo hacen mediante la venta de packs, es decir, que no es posible contratar solo Internet sin contratar algún otro servicio como la linea telefónica fija.
Por ejemplo, una persona -ya sea en calidad de particular o empresa- no puede llamar a Ono y contratar Internet como único servicio, por lo que se le incluirá una linea fija de teléfono aunque no la necesite.

¿Por qué las grandes empresas no ofrecen la posibilidad de contratar solo Internet para sus clientes?
Podemos especular con varias respuesta, y la más acertada posiblemente esté relacionada con los baremos de precios que la empresa no estaría dispuesta a descender. Es decir, si la empresa ofrece un único servicio significa que el coste para el cliente será menor que si contrata, además de Internet, el servicio telefónico, móvil o televisión.

Si hablamos que el coste habitual -en cualquier gran compañía- ronda los 45 euros mensuales por tener Internet y teléfono, no cabe duda que si la empresa ofreciera solo el servicio de Internet no podría facturar más de 20 euros al cliente como precio razonable por tener solo Internet.

Ante esto lo razonable para la gran compañía es limitar la contratación con al menos dos servicios contratados, de lo contrario el beneficio es menor.

Compañías que ofrecen solo Internet
En la actualidad existen otras empresas no tan conocidas que están emergiendo en el mercado actual, y estas sí ofrecerían el servicio de Internet sin más añadidos.
El precio base suele estar entre los 12 y 15 euros mensuales, con velocidad de entre los 10-15 megas, y lo mejor de todo es que -muchas de ellas- no requieren compromiso de permanencia, aunque por otro lado puede tener un […]

Complicado contratar Internet en un país en donde no se reside

Los tiempos cambian, así como las formas en las que las personas se mueven por el mundo, especialmente cuando disponen de la suficiente flexibilidad laboral hasta el punto de poder pasar largas temporadas fuera de su domicilio habitual.
Muchos trabajos hoy día se realizan de forma online, es decir, que el trabajador puede sacar adelante su trabajo, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia, con tan solo disponer de un ordenador y una conexión a Internet.

Esto permite una gran movilidad del individuo que trabaja desde casa, siendo así que viajar por diferentes países no debería interferir en su trabajo.
En único inconveniente que puede encontrar un trabajador que depende de su ordenador y que se encuentra en otro país distinto al que reside, es el hecho de la contratación de Internet.

Es muy complicado hacer una nueva contratación si no se es nacional o residente de ese país.
Cualquier compañía exije la documentación -documento o cédula de identidad, o tarjeta de residencia- para tener Internet, y por otro lado pueden también solicitar “records” o estados de la vida laboral, ingresos, u otro tipo de documentación.
Además de esto, la cosa se complica teniendo en cuenta que los periodos mínimos de permanencia no suelen ser inferiores a 12 meses, por lo que si finalmente se lograse contratar una nueva línea de Internet y el periodo en dicho país fuera de 6-7 meses, por ejemplo, habría que pagar la correspondiente sanción por baja anticipada.

Es cierto que existen alternativas para que los no residentes de un país dispongan de conexión a Internet, como el Internet portatil.
Se trata de módems -muchas veces tipo USB que caben en un bolsillo- que no es necesario hacer un contrato, sino que se recargan como […]

Portabilidad de linea de Internet y teléfono

Si tener problemas con los servicios de Internet es cosa habitual y frecuente, sea la compañía que sea, los problemas surgen con mayor facilidad en el momento en que un cliente decide cambiar de compañía y portabilizar sus servicios -Internet y teléfono principalmente- con otra compañía.
La cosa se complica aún más cuando hay de por medio una portabilidad por cambio de domicilio.

Entre los diversos problemas, los más frecuentes pueden estar relacionados con la tardanza a la hora de realizar el cambio, es decir, que el el proceso para la portabilidad se alargue durante semanas, o que se procesa a deshabilitar la línea telefónica o de Internet en un domicilio y no se active la nueva línea en el nuevo domicilio, o se haga también pasado varios días, dando como resultar tener al cliente sin servicio.

Otro problema común con la mala gestión, es la pérdida del teléfono actual del cliente y que se le asigne uno nuevo, algo totalmente desastroso pero que suele pasar con bastante frecuencia.
También ocurre que en apariencia todo parece estar en orden después del cambio, pero en el momento de probar los servicios éstos se muestran inestables, como tener una mala conexión a Internet.

Es muy importante no firmarle al técnico hasta comprobar que todos los servicios funcionan con normalidad, midiendo la velocidad de Internet que deberás coincidir con la contratada.

Otro aspecto a tener en cuenta es comprobar que el precio final a pagar por el servicio es el mismo que se indicó cuando se hizo la solicitud del cambio, advirtiendo que no haya facturación por alta del servicio o traslado, en el caso de que así hubiera sido acordado.

Ver series y peliculas por Internet en un videoclub online

Has hace pocos años ver películas y series por Internet a menudo significaba hacerlo desde la ilegalidad que esto representaba, ya sea utilizando enlaces a páginas que ofrecían este tipo de contenidos o directamente descargando el material directamente al ordenador local.

Los viodeoclubs online ofrecen el servicio de series y películas a unos precios realmente competitivos, aunque lo cierto es que “a los mejores” todavía no se les ha abierto la puerta en España, como es el caso de NETFLIX, unos de los mejores videoclubs online que ofrece sus servicios en EEUU, latinoamérica, y en muchos paises de Europa.
Allá por el año 2013 NETFLIX quiso pisar suelo español, pero por razones desconocidas -aunque intuibles- abandonó la idea de operar en España, aunque se rumorea que será para el 2015 cuando NETFLIX dará a conocer su oferta en España.

Por la parte sospechable por la que NETFLIX no se asentó en 2013 en España es por los posibles competidores que existen en la actualidad, con contenido no tan a la altura de NETFLIX y por supuesto con precio mucho más elevados.

En hecho de que NETFLIX no ofrezca su producto en España no significa que no puede ser contratado por cualquier residente en España.
Con tan solo instalar una extensión para Google Chrome “Hola Better Internet”, y configurarla seleccionando EEUU como pais para emular que uno se encuentra allí, ya será posible contratar un plan con NETFLIX por unos 7.99 dólares, aunque eso sí, con todas las series y películas en inglés.