Desde la Oficina del Consumidor estamos en desacuerdo con la compra de perros por Internet o en establecimientos, en los que se promueve la cría de perros para venderlos como si se tratara de cualquier tipo de mercancía.
Es por este motivo que no recibimos ni recibiremos consultas relacionadas con estafas en las compra de perros, siendo la única alternativa la de emplazar al interesado a denunciar los hecho ante los cuerpos de seguridad del Estado.

Concienciar a las personas para que adopten un perro en lugar de comprarlo será siempre nuestra prioridad, y sin que haya ánimo de criminalizar a aquellos que han pagado por adquirir un perro, simplemente creamos conciencia para que la próxima vez se planteen en adoptar en lugar de comprar.

Lo habitual es que los perros que se compran son de raza y los que se adoptan son cruces sin árbol genealógico, pero no cabe duda que un perro mestizo o cruzado siempre gozará de mayor salud que un perro de raza, pues se trata de un superviviente.

¿Por qué pagar entonces por un perro cuando puedes tener otro perro gratis?
Por desgracia una de las respuestas está relacionada con la sociedad superficial y de imagen distorsionada en la que vivimos, es decir, se compra la belleza.
No cabe duda de que a quien le gustan los perros le gustará cualquier tipo de perro, es decir, la prioridad será cuidar y proteger a un perro indefenso que necesita ayuda, por tanto no descartará a un perro cruzado si tiene que adoptarlo.
Que nadie se equivoque. El hecho de que un perro sea de raza no lo convierte en ningún Adonis.

Repetimos. En OficinadelConsumidor.net no condenamos a la gente que en su día optó por la compra de […]