Tenía un billete de ida y vuelta a Santo Domingo, y por circunstancias personales y estando ya en Santo Domingo, me planteé a posibilidad de adelantar mi regreso a España.
En principio mi billete tenía la opción para el cambio, pagando la correspondiente multa más la diferencia del precio de vuelta.
Desde la página web de Iberia no fue posible realizar dicho cambio, por lo que era necesario llamar a la oficina de Iberia en Santo Domingo para solicitar el cambio para una próxima fecha de regreso.

En apariencia todo es sencillo, es decir, llamar a un teléfono -que varía según el país en dónde estés- y solicitar el cambio de billete. Sin embargo hacer un cambio vía telefónica para un billete de avión no es tan fácil.
De entrada te encuentras con que la persona que te atiende, a pesar de hablarte muy educadamente en el 90% de los casos, no te va a ofrecer un consejo personalizado que incluya la mejor opción para cambiar el vuelo, es decir, que no te van a dar opciones de días más económicos para que el cambio no te resulte demasiado costoso.

Recuerdo que una de mis primeras llamadas a Iberia para cambiar un vuelo, indiqué el día para regresar, me tuvieron un tiempo a la espera mientras calculaban la tarifa por el cambio, y posteriormente se limitaron a decirme que el coste por el cambio era de 50.000 pesos dominicanos (casi 1.000 euros).
Recuerdo que nada más me dijeron el precio por el cambio, me solicitaron los datos de mi tarjeta de crédito, y a continuación dije; – Un momento, quiero ver otro día que no me resulte tan extremadamente caro. ¿Cómo voy a pagar 1.000 euros por el cambio? Para eso compro un nuevo vuelo más barato en otra compañía.
En principio uno puede pensar que si necesita cambiar su billete de regreso con Iberia le costará los 120 euros por la penalización el cambio (para billetes de tarifa flexible) pero el problema de la fuerte subida de precio final es debido a que el nuevo billete de regreso suele encontrarse con coste superior al billete de regreso original.
Y esto ocurre generalmente debido a que cuando se decide a cambiar un vuelo es para una fecha muy próxima cuando y los billetes son más caros.

Desconozco como será el funcionamiento en las oficinas de Iberia de otros países, pero tengo claro que en la oficina de Iberia de Santo Domingo no te ofrecen la mejor alternativa para que pagues lo menos posible, en el caso de que no te importe la fecha de vuelta.
Recuerdo que tuve que llamar al menos 10 veces antes de confirmar la compra del billete de regreso, pues cada vez tenía que consultar nuevas fechas desde la web de Iberia y presuponer cual me saldría más económica.

Finalmente pagué unos 140 euros por cambiar el vuelo con Iberia, una cantidad más razonable que los casi 1.000 euros que me pedía al comienzo. El truco es llamar una y otra vez e insistir y probar con diferentes fechas hasta dar con algo razonable, es decir, no dejarse convencer a la primera y pagar un precio desorbitado por algo que en realidad ya has pagado.

Además de todo esto viene la parte del seguro de viaje que me facturaron y que no solicité, algo lamentable que me ocurrió pero que afortunadamente -perdiendo bastante tiempo- pude resolver.
Inicialmente me dijeron que el precio total por el cambio sería de 200 euros. Acepté el precio y pagué con mi tarjeta de crédito. Al día siguiente me llegó un email de la compañía de seguro AXA, adjuntando un documento en PDF con un resumen de coberturas hacia mi persona.
Lo que estaba leyendo era la póliza de una seguro de viajes para 1 día a mi nombre que yo no había contratado en ningún momento. En ese momento supe que en la oficina de Iberia en Santo Domingo habían cometido una irregularidad conmigo al añadir al precio del cambio del vuelo un seguro de viajes del que nunca me hablaron y ni me dieron la opción para contratar.

En ese momento yo ya tenía contratado un seguro de viajes con MAPFRE, por tanto, ¿por qué razón iba yo a querer contratar otro seguro de viajes con otra compañía para un sólo día?
No voy a decir que esta mala práctica de endorsar un seguro de viajes al cliente que cambia su vuelo sea algo que se produzca de forma continuada, solo digo que me ocurrió a mi y que finalmente y tras varias llamadas me retornaron los 60 euros del seguro a mi cuenta bancaria.

¿Qué habría sido lo correcto por parte de Iberia?
Lo correcto por parte de Iberia hubiera sido plantear al cliente la posibilidad de añadir un seguro de viajes a su tarifa del cambio, es decir, dar la opción de contratar un seguro y notificarle el nuevo precio por este servicio añadido.
Algunas personas dan por hecho que el seguro de viajes va siempre incorporado a la tarifa aérea, pero esto no es cierto, es decir, la compañía aérea suele ofrecer durante el proceso de compra la opción de contratar un seguro por los días del viaje, pero en ningún caso es obligatorio.
El seguro de viaje se puede contratar de forma independiente con cualquier compañía aseguradora, o incluso se puede viajar sin seguro médico, y aunque no sería recomendable sería una decisión personal.

El autor de esta artículo custodia información relativa a este caso -justificantes bancarios, email con la póliza del seguro- para corroborar el caso en todo momento.